"El remedio para un argumento falaz es un argumento mejor, no la supresion de la idea". Carl Sagan



martes, 9 de marzo de 2010

2012, UN NUEVO FIN DEL MUNDO Y VAN....

Cuesta creer la cantidad innumerable de sitios en la web, programas de television (incluso en canales "serios"), y litros de tinta que se vuelcan una vez mas a gastar tiempo y energia en un tema de este calibre.
Cuando recibo correos electronicos de gente amiga preguntandome sobre estas cuestiones (saben que estoy ligado a la astronomia y estos cuentos se basan en cuestiones astronomicas), siempre termino preguntandome que es lo que fallo para que estos engendros tematicos prendan tan hondo en las mentes de las personas.
Fallara la educacion? Tal vez sea nuestra forma enciclopedica de adquirir conocimientos. No estamos educados con espiritu critico. Simplemente asimilamos el conocimiento como para pasar un examen y luego...la nada misma queda en su lugar. Apenas conceptos vagos que se van desdibujando con el paso del tiempo. Y claro, luego aparecen esta teorias donde mezclan ciencia, religion, esoterismo, que terminan pareciendo verosimiles. Esta gente que propaga estos cuentos, tiene especial cuidado de mezclar religion y pseudociencia con concpetos cientificos reales ( ahi si invocan los estudios de la NASA y otros organismos serios, ahi si les conviene hablar de CIENCIA), haciendo crear la duda, en aquellas personas que no tienen una cuota saludable de esceptisimo, haciendo de alguna manera verosimil la imformacion "...bueno, si hay un estudio de la NASA, algo de cierto habra" piensan, y salen corriendo a comprar algun libro relacionado.
Probablemente, el libro termine nivelando algun mueble viejo, pero el libro se vendio y quien lo publico cumplio con su cometido, llenarse de dinero para vivir opiparamente cuando NO SE PRODUZCA NINGUN FIN DEL MUNDO. El 01 de enero del 2013, la persona que compro el libro no terminara mas pobre (economicamente, no, intelectualmente, tengo mis dudas), pero estos autores sí empezaran el año notoriamente enriquecidos.
Tal vez por eso no se enseñe un modo esceptico de pensar en las escuelas, Carl Sagan escribio al respecto: "Si enseñamos a
todo el mundo, digamos a los estudiantes de instituto, el habito de ser
escepticos....puede que empiecen a hacerse
inoportunas preguntas sobre las instituciones economicas, o sociales,
o polıticas o religiosas. ¿Luego donde estaremos?
El escepticismo es peligroso. Esa es precisamente su funcion, en mi
opinion. Es menester del escepticismo el ser peligroso. Y es por eso que
hay una gran renuencia a ensenarlo en las escuelas. Es por eso que no
encontramos un dominio general del escepticismo en los medios. Por
otra parte, ¿como evitaremos un peligroso futuro si no poseemos las
herramientas intelectuales elementales para hacer preguntas agudas
a aquellos que estan nominalmente al cargo, especialmente en una
democracia?..."

2 comentarios:

  1. En esto mi querido amigo, coincido plenamente. No hay fisura alguna en este posteo por la que se me puede escapar un “aunque en realidad”. Me encantó la frase “Simplemente asimilamos el conocimiento como para pasar un examen y luego... la nada misma queda en su lugar”.
    Tal como nos enseñaron en el colegio, pese a que nosotros dos y algún que otro más nos resistíamos a creer en esos libros de textos y en la manera conservadora de enseñanza.
    Y es probable que a partir de esa época y gracias a nuestras inquietudes musicales, comenzamos a desarrollar un espíritu crítico que por supuesto, la mayoría de nuestros compañeros jamás llegó a desarrollar.
    Quizás sean ellos, como miembros de esa masa de clase media, inerte, masificada y narcotizada por esos dos gigantescos “fabricantes de mentiras” (Grupo Uno y Grupo Clarín) los que hoy asistan perplejos a esta nueva “mise en scène” perpetrada por los anónimos mensajeros del apocalipsis.
    Perdidos de toda fé, ideología, suspicacia, sentido crítico y básicamente inteligencia, es probable que corran al shopping más cercano en busca de la "Super Banana Electrónica" de Sprayette antes que se termine el mundo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar